revista@idelcoop.org.ar
EDUCACION Y COOPERATIVISMO
“La incorporación de los contenidos y la formación cooperativa y mutual en las carreras universitarias es una aspiración histórica del cooperativismo” Entrevista a Eduardo H. Fontenla
Número 226 / Año 2018 / Por Lesnichevsky, Mariel
La aspiración histórica del movimiento cooperativo de poder incorporar la temática cooperativa y mutual en la formación de profesionales en las carreras universitarias el año pasado dio su primer paso. Se han logrado dos resoluciones importantes en el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, la 3.400 y la 3.401, que señalan como obligatorios en las carreras de Contador Público y de Abogacía los contenidos cooperativos y mutuales. De este modo, todas las universidades argentinas deberán incorporar, en cada plan de estudio de estas carreras, contenidos sobre cooperativas y mutuales, por ser considerados esenciales para la formación de dichos profesionales. En este marco, se entrevistó al licenciado Eduardo H. Fontenla, integrante del directorio del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, que explicó el camino recorrido para llegar a este logro, cómo será su aplicación y los desafíos que se presentan a partir de esta implementación tanto para las universidades, como para las organizaciones del sector.
“The incorporation of contents and education regarding co-operativism and mutualism in university courses was a historical aspiration of the co-operative movement.” Interview with Eduardo H. Fontenla The historic aspiration of the co-operative movement of being able to incorporate co-operativism and mutualism subjects in the training of professionals at university level had its first achievement last year. Two significant resolutions (No. 3400, and No. 3401) have been established by the Ministry of Education, Culture, Science and Technology, which make it compulsory for the courses of Accounting and Law to include co-operativism and mutualism content. As a result, all Argentine universities must include in the curriculums of those courses of study, content related to co-operatives and mutuals, since they have been regarded as essential to the training of said professionals. In this context, Eduardo H. Fontenla, a member of the board of directors of the Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social, was interviewed, and he explained how this goal was achieved, how it will be applied, and the challenges that arise from this implementation, both for universities and for the organizations in the sector.
“A incorporação de conteúdos e a formação cooperativa e mutual nas diferentes carreiras universitárias foi uma aspiração histórica do movimento cooperativo” Entrevista a Eduardo H. Fontenla A histórica aspiração do movimento cooperativo de poder incorporar a temática cooperativa e mutual na formação de profissionais de carreiras universitárias deu o seu primeiro passo faz um ano atrás. Tem se conseguido, no âmbito do Ministério de Educação, Cultura, Ciência e Tecnologia, a emissão das Resoluções N. 3.400 e 3.401, que prescrevem a obrigação de incluir os conteúdos cooperativos e mutuais nas carreiras de Ciências Contáveis e em Advocacia. Assim, todas as universidades argentinas deverão incluir, em cada plano de estudo dessas carreiras, conteúdos sobre cooperativas e mutuais, por ter se considerado conhecimento essencial para a formação de tais profissionais. Nesse contexto se foi entrevistado o Licenciado Eduardo H. Fontenla, integrante da Diretoria do Instituto Nacional de Associativismo e Economia Social, quem falou do percurso recorrido para atingir esse resultado, como é que será sua aplicação e os desafios que se apresentarão a partir dessa implementação tanto para as universidades, como para as organizações do setor.

Revista Idelcoop, nº 226, Noviembre 2018. ISSN 0327-1919 / Sección Educación y Cooperativismo

Fundación de Educación Cooperativa Idelcoop

 

 

“La incorporación de los contenidos y la formación cooperativa y mutual en las distintas carreras universitarias fue una aspiración histórica del movimiento cooperativo”

Entrevista a Eduardo H. Fontenla[1]

 

Mariel Lesnichevsky[2]

 

Resumen

La aspiración histórica del movimiento cooperativo de poder incorporar la temática cooperativa y mutual en la formación de profesionales en las carreras universitarias el año pasado dio su primer paso. Se han logrado dos resoluciones importantes en el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología: la 3.400 y la 3.401, que señalan como obligatorio en las carreras de Contador Público y de Abogacía los contenidos cooperativos y mutuales. De este modo, todas las universidades argentinas deberán incorporar, en cada plan de estudio de estas carreras, contenidos sobre cooperativas y mutuales, por ser considerados esenciales para la formación de dichos profesionales.

En este marco, se entrevistó al licenciado Eduardo H. Fontenla, integrante del directorio del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social que explicó el camino recorrido para llegar a este logro, cómo será su aplicación y los desafíos que se presentan a partir de esta implementación tanto para las universidades, como para las organizaciones del sector.

 

Palabras clave: Cooperativismo, mutuales, contador público, abogado, INAES, educación, formación profesional

 

¿Cuál es la importancia que tiene, en la formación profesional de quienes estudian las carreras de Abogacía y Contador Público, el contenido relacionado a cooperativismo y mutuales?

Para empezar, la incorporación de los contenidos y la formación cooperativa y mutual en las distintas carreras universitarias fue una aspiración histórica del movimiento cooperativo. La importancia es que las empresas cooperativas y las organizaciones mutuales tienen una identidad, una estructura y una matriz organizacional distinta a otros modelos societarios. Darle a la enseñanza la especificidad de este tipo va a ser muy bueno para los profesionales que egresan, para que haya armonía entre los criterios profesionales que aplican las cooperativas y las mutuales, con el perfil de esas organizaciones. A veces ocurren costos visibles y otros ocultos cuando los profesionales se acercan a nuestras organizaciones y no tienen la formación y el conocimiento de la identidad, de la matriz organizacional cooperativa y mutual. Por eso es importante que, para el desarrollo integral y sostenible de las cooperativas y las mutuales, contemos con profesionales con competencias suficientes para diferenciarlas y entender su especificidad.

 

A través de la resolución del Ministerio de Educación se incorporaron contenidos de cooperativismo y mutualismo entre los estándares que deben cumplir los planes de estudio de estas carreras, a partir de su incorporación como “carreras de interés público”. ¿En qué consiste esta novedad?

Este contenido que se incorpora a las carreras de Abogacía y Contador Público consiste en enseñar de manera diferenciada la temática cooperativa y mutual de otros modelos societarios. Desde el INAES y en consenso con CAM,[3] CONAM,[4] COOPERAR,[5] CONINAGRO[6] y las cooperativas y las mutuales, hemos tratado de proponer una ampliación de los contenidos establecidos en la resolución. La resolución de Acuerdos Plenarios del Consejo de Universidades N° 146 (abogado) y N° 147 (contador público) del 29 de mayo de 2017 establece:

Desde el INAES, junto a las cuatro confederaciones, proponemos aumentar, precisar y darles mayor identidad y precisión a esos contenidos, para que, cuando las facultades eleven su estructura curricular para acreditar en la CONEAU, no sea solo el título, sino que estén desagregados los contenidos y, además, sugerimos bibliografía.

Otro punto importante son las prácticas profesionales supervisadas. En la práctica, los profesionales aplican criterios vinculados a otros modelos societarios y los costos son muy altos para las cooperativas y las mutuales que tienen otra identidad, otra matriz, otra lógica organizacional y termina afectando a su identidad.

 

¿Cómo fue el camino para lograr la inclusión del contenido?

Fue un camino largo y lindo. Fue una construcción conjunta y en equipo. Hemos invitado para este trabajo a la CAM y la CONAM, que son las dos confederaciones mutuales, y a COOPERAR y CONINAGRO, que son las dos confederaciones cooperativas, a pensar juntos la propuesta ampliatoria de contenidos. Para esto también contamos con el apoyo de la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, y de especialistas en el tema, que nos han permitido elaborar una propuesta de trabajo, que en este momento, desde el INAES, estamos haciendo llegar a todas y cada una de las universidades públicas y privadas y ambas casas de estudios deben acreditar sus carreras en la CONEAU.

 

¿Hay alguna universidad que ya esté en proceso de acreditación de la CONEAU de estas carreras?

Todas las universidades están trabajando en la presentación de sus currículas. Tenemos el compromiso y la palabra de muchos decanos que nos han asegurado que sí van a incorporar, en la parte pertinente, la propuesta ampliatoria y curricular que les hizo llegar el INAES. Es importante tener en cuenta que para la carrera de Contador Público la fecha límite de presentación es el 1 ° de diciembre de 2018 y para Abogado el 20 de diciembre de 2018.

 

¿En qué consiste la propuesta que realizaron de manera conjunta?

Esa propuesta tiene, en Abogacía, trece puntos específicos vinculados a la naturaleza de las cooperativas y al derecho cooperativo, y una propuesta de catorce puntos que son para la carrera de Contaduría. Hubo también una propuesta de bibliografía básica, que cuando hablamos con los decanos, les pedimos que la fueran enriqueciendo y adaptando a las realidades locales y regionales que vive cada universidad en relación con el desarrollo cooperativo y les sugerimos, si hay bibliografía e investigaciones específicas que a veces técnicamente no pusimos en la lista, que sean incorporadas. Por lo tanto, esto es un criterio de una propuesta abierta y flexible.

 

¿Cómo se van a realizar las prácticas profesionales supervisadas?

La propuesta bibliográfica y de contenidos mínimos se completa con las prácticas profesionales supervisadas, que son parte de las metodologías y las herramientas que aplican las universidades en sus criterios de formación. Entonces, se podría dar que, por ejemplo, futuros egresados de las carreras de Contador Público o de Abogacía visiten y tengan pasantías supervisadas en las cooperativas y las mutuales, para ya vincularse con una realidad concreta, de gestión asociativa, y también recibir las demandas y las necesidades profesionales que esas organizaciones necesitan. Por lo tanto, es una metodología enriquecedora para el futuro egresado, y también para la organización que lo reciba. Nosotros, en este consenso, lo hemos hablado con las confederaciones, las federaciones y las cooperativas, y así estimularlas para que abran sus puertas y se vinculen con las universidades para poder articular este espacio común y pedagógico de prácticas profesionales supervisadas y evaluadas por los docentes de cada facultad.

A los fines propuestos con fecha 11 de octubre de 2018, la resolución N° 2.926 de INAES[7] aprueba la celebración de convenios para las prácticas profesionales supervisadas (PPS), entre el INAES, universidades y las confederaciones de cooperativas y mutuales.

 

¿Qué acciones vienen realizando para promover la inclusión de estos contenidos en las universidades?

Hemos hecho lo que denominamos un “mapa de abordaje territorial”, donde nos hemos dividido el trabajo con las federaciones cooperativas y mutuales para poder llegar a los rectores, a los decanos, a los directores de departamento de ciencias jurídicas y económicas y a los secretarios académicos, a fin de que se tenga en cuenta nuestra propuesta, con un muy buen recibimiento por parte de ellos. Y sobre todo porque hemos visualizado que, si se incorporan estos conocimientos, es también un puente de comunicación entre las universidades y el sector cooperativo. Entonces, esto es muy importante, porque las cooperativas y las mutuales necesitan para su desarrollo un mayor acercamiento a las universidades, dado que hoy, en un mundo tan cambiante, sin conocimiento no hay salida. Así, a mayor conocimiento, mayores posibilidades de desarrollo.

También desde INAES trabajamos la incidencia con las universidades a través y en colaboración con el Consejo Federal y Regionales Cooperativo y Mutual, que articula con todos y cada uno de los órganos locales y provinciales competentes. Además, desde el Programa de Cooperativismo y Economía Social en la Universidad de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) se viene trabajando la conexión entre las cooperativas y las universidades. Esto fue una herramienta muy importante, no solo para avanzar en la implementación de los contenidos, sino también como base de la producción normativa,[8] porque a través de las distintas investigaciones, en el último período participó el INAES juntamente con la SPU, se pudo dar visibilidad al aporte que hacen las cooperativas y las mutuales en desarrollo, y también ver las potencialidades que tienen para resolver problemas de mucha gente que individualmente no puede, y sí puede resolverlos asociativamente a través de estas organizaciones.

 

Pensando a futuro, ¿en qué otras carreras se podría también incorporar el contenido relacionado al cooperativismo y a las mutuales y en cuáles por ahí estaría bueno que suceda?

Tenemos un aquí y ahora: lograr este objetivo en estas dos carreras, y pensamos continuar, porque el artículo 43 de la Ley de Educación Superior[9] dice que “las carreras de interés público deben acreditar”. Me parece que, en las carreras de Ingeniería, es muy importante dar un contenido y una identidad de las propuestas y las estrategias cooperativas. Otra carrera prioritaria de las ciencias de la salud es la licenciatura en Enfermería, porque me parece que hay una búsqueda para organizar cooperativas de sociales. Tal vez, poder incorporar esta temática permitiría que muchos servicios sociales se puedan organizar con profesionalidad y con gestión asociativa de una mejor manera. Y pensamos que podemos llegar a todas las carreras de interés público, porque también se vinculan con lo cooperativo por aquel principio que tienen las entidades con sus comunidades. Así que nuestra propuesta es, ahora, con entusiasmo, lograr Contador Público y Abogacía, y continuar con las carreras de interés público ya declarado, y también las que se incorporen en la nueva normativa como tales.

 

Existe una red entre el movimiento cooperativo y el mutualismo con las universidades. ¿Cómo pueden colaborar y aportar a este proceso de adecuación?

Hay un trabajo en red y en distintas regiones entre universidades y cooperativas y mutuales. Por ejemplo, el programa de investigación[10] ayudó a un conocimiento, a una elaboración teórica y a tender puentes. Creo que estos puentes los debemos seguir mejorando, porque nos enriquecemos mutuamente, por un lado, la universidad, que a veces desconoce y no ha tomado en cuenta como campo de estudio e investigación a las organizaciones cooperativas y mutuales, y también es muy enriquecedor cuando la universidad, con prácticas profesionales, supervisadas, o con proyectos de investigación, llega a las cooperativas y a las mutuales, porque aporta una mirada distinta, enriquecedora, y que es muy interesante para los dirigentes, para quienes conducen las cooperativas y las mutuales, esa mirada tal vez científica, y no vinculada tanto con el movimiento cooperativo. Entonces, en esas miradas creo que hay un enriquecimiento mutuo y nuestra propuesta es ayudar, desde el Estado, desde el INAES, a un mayor acercamiento entre cooperativas y mutuales y universidades.

Esta debe ser una cuestión de corto, mediano y largo plazo. Es decir, de corto plazo, quizás para poder cumplir con las normativas y con los plazos que tiene el sistema universitario con la presentación de los planes de estudio, pero a mediano y largo plazo para que en la relación universidades/economía social vayamos a vinculaciones más allá de lo curricular. Y esto no es nuevo: hay muchas universidades que tienen estudios de posgrado, tienen incorporada la temática y trabajos compartidos. Pero lo importante de esto era que estaban como contenidos opcionales o como seminarios, entonces era una posibilidad del alumno de optar por estos contenidos. Ahora, lo importante es que es un contenido obligatorio, al menos para las carreras de las que estamos hablando.

Creo que tenemos que trabajar con entusiasmo… es una posibilidad de desarrollo sostenible, con identidad. Es importante para el desarrollo de las cooperativas y las mutuales que la identidad esté en la formación. Creo que lo que tenemos que hacer es mejorar la relación sistema universidad/sector de la economía social, dado que a veces tal vez por prejuicios no hemos estado demasiado cerca. En otros casos hay cercanías y trabajos conjuntos, y verdaderamente se han potenciado ambas. Por ejemplo, el caso de cooperativas de eléctricas y agropecuarias que han buscado a las universidades para tratar de pensar e investigar de una manera distinta el tema de las energías renovables. Otro caso concreto podemos decir que es el del valor agregado con enfoque local: muchas cooperativas agropecuarias han estado en proyectos de agregarle valor a la producción primaria, a fin de poder llegar con ese producto a la góndola. Hay muchas facultades de ciencias de la alimentación, tecnología de alimentos, agrarias, de agronomía que han enriquecido mucho las propuestas de agregado de valor en origen, y han desarrollado productos y procesos verdaderamente innovadores con beneficio tanto para el productor como para el consumidor, los dos eslabones más sensibles de las cadenas agroalimentarias. Este es el camino, creo, y como decíamos antes: sin conocimiento no hay salida.

 

[1] Integrante del directorio del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social

[2]Asistente Editorial de la Revisa Idelcoop

[3] Confederación Argentina de Mutualidades.

[4] Confederación Nacional de Mutualidades de la República Argentina.

[5] Confederación Cooperativa de la República Argentina Ltda.

[6] Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada.

[7] RESFC-2018-2926-APN-DI#INAES.

[8] Resolución INAES Nº 3.400/18 y resolución INAES Nº 3.401/18.

[9] Ley Nº 24.521, art. 43. Cuando se trate de títulos correspondientes a profesiones reguladas por el Estado, cuyo ejercicio pudiera comprometer el interés público poniendo en riesgo de modo directo la salud, la seguridad, los derechos, los bienes o la formación de los habitantes, se requerirá que se respeten, además de la carga horaria a la que hace referencia el artículo anterior, los siguientes requisitos:

a) Los planes de estudio deberán tener en cuenta los contenidos curriculares básicos y los criterios sobre intensidad de la formación práctica que establezca el Ministerio de Cultura y Educación, en acuerdo con el Consejo de Universidades.

b) Las carreras respectivas deberán ser acreditadas periódicamente por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria o por entidades privadas constituidas con ese fin debidamente reconocidas.

El Ministerio de Cultura y Educación determinará con criterio restrictivo, en acuerdo con el Consejo de Universidades, la nómina de tales títulos, así como las actividades profesionales reservadas exclusivamente para ellos. http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/25000-29999/25394..., última fecha de acceso: 19/10/2018

[10] Programa de Cooperativismo y Economía Social en la Universidad de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU).