revista@idelcoop.org.ar
EXPERIENCIAS Y PRACTICAS
Encuentro del cooperativismo mundial en Kigali, Rwanda
Número 230 / Año 2020 / Por Buffa, Gabriela
En octubre de 2019 se desarrollaron la Conferencia Internacional “Cooperativas para el desarrollo” y la Asamblea General de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI). Las sesiones de la Conferencia se centraron en la respuesta cooperativa al aumento de la desigualdad, la emergencia climática, la disparidad de gé- nero, el futuro del trabajo, las cadenas de valor y la construcción de la paz. Se destacó la necesidad de la promoción, formación, educación e información para el empoderamiento local de las comunidades en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, de manera de ser efectivos y proactivos en el logro de las mismas. Por otra parte, se instó a desarrollar estrategias para reducir la inequidad, evidenciada en la injusta distribución de la riqueza, la discriminación, las prácticas antidemocráticas, y el descuido de los más vulnerables. Las conclusiones del encuentro se volcaron en la Declaración de Kigali, aprobada posteriormente por la Asamblea de la ACI. Por su parte, la Asamblea General de la ACI consideró y aprobó los informes anuales de gestión presentados por el presidente y el director general y puso en discusión para su enriquecimiento el documento estratégico que deberá liderar a las cooperativas durante la próxima década: “Un camino centrado en las personas para una segunda década cooperativa 2010 - 2030”.
World co-operativism meeting in Kigali, Rwanda. In October 2019, the “Co-operatives for Development” Global Conference and the General Assembly of the International Co-operative Alliance (ICA) took place. Conference sessions focused on the co-operative response to rising inequality, the climate emergency, gender disparity, the future of labor, value chains and peacebuilding. The need for promotion, training, education and information for the local empowerment of communities in the UN Sustainable Development Goals was highlighted, in order to be effective and proactive in achieving them. On the other hand, there was a call to develop strategies to reduce inequality, evidenced by the unfair distribution of wealth, discrimination, undemocratic practices, and neglect of the most vulnerable. The conclusions of the meeting were included in the Kigali Declaration, later approved by the ICA Assembly. Also, the ICA General Assembly considered and approved the annual management reports submitted by the ICA President and Director General, and made available for its discussion the strategic document that should lead co-operatives over the next decade: “A people-centered path for a co-operative second decade 2010-2030."
Encontro do Cooperativismo Mundial em Kigali, Rwanda. Em outubro de 2019 foi desenvolvida a Conferência Internacional “Cooperativas para o desenvolvimento” e a Assembleia Geral da Aliança Cooperativa Internacional (ACI). As sessões da Conferência se focaram na resposta cooperativa diante do aumento da desigualdade, da emergência climática, da disparidade de gênero, do futuro do trabalho, das cadeias de valor e da construção da paz. Fez-se destaque da necessidade da promoção, formação, educação e informação para o empoderamento local das comunidades em relação aos Objetivos de Desenvolvimento Sustentável da ONU, de modo de serem efetivos e proativos na consecução delas. Além disso, incentivou-se o desenvolvimento de estratégias de redução da falta de equidade na distribuição da riqueza, dos atos de discriminação, das práticas antidemocrá- ticas e da desproteção dos mais vulneráveis. As conclusões do encontro se transcreveram na Declaração de Kigali, aprovada, a posteriori, pela Assembleia da ACI. Por sua parte, a Assembleia Geral da ACI considerou e aprovou os relató- rios anuais de gerenciamento apresentados pelo Presidente e pelo Diretor Geral da ACI, e fez questão de debater, para seu enriquecimento, o documento estratégico que liderará às cooperativas durante a próxima década: “Um caminho focado nas pessoas para uma segunda década cooperativa 2010 - 2030”.

Revista Idelcoop, nº 230. Marzo 2020 - ISSN 0327-1919 / Sección Experiencias y Prácticas

Idelcoop Fundación de Educación Cooperativa

 

Encuentro del cooperativismo mundial en Kigali, Rwanda

Gabriela Buffa[1]

 

Resumen

 

En octubre de 2019 se desarrollaron la Conferencia Internacional “Cooperativas para el desarrollo” y la Asamblea General de la Alianza Cooperativa Internacional (ASI).

Las sesiones de la Conferencia se centraron en la respuesta cooperativa al aumento de la desigualdad, la emergencia climática, la disparidad de género, el futuro del trabajo, las cadenas de valor y la construcción de la paz. Se destacó la necesidad de la promoción, formación, educación e información para el empoderamiento local de las comunidades en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, de manera de ser efectivos y proactivos en el logro de las mismas. Por otra parte, se instó a desarrollar estrategias para reducir la inequidad, evidenciada en la injusta distribución de la riqueza, la discriminación, las prácticas antidemocráticas, y el descuido de los más vulnerables. Las conclusiones del encuentro se volcaron en la Declaración de Kigali, aprobada posteriormente por la Asamblea de la ACI.

Por su parte, la Asamblea General de la ACI consideró y aprobó los informes anuales de gestión presentados por el presidente y el director general de la ACI, y puso en discusión para su enriquecimiento el documento estratégico que deberá liderar a las cooperativas durante la próxima década: “Un camino centrado en las personas para una segunda década cooperativa 2010 - 2030”

 

Palabras clave

 

Alianza Cooperativa Internacional, Plan para la década cooperativa, Cooperativismo,  Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Entre el 14 y el 17 de octubre de 2019 se reunieron en la ciudad de Kigali (Rwanda) más de mil cooperativistas procedentes de 94 países para participar de la Conferencia Internacional “Cooperativas para el desarrollo” y de la Asamblea General de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI).

La delegación argentina estuvo integrada por doce personas. Asistieron representando a la Confederación Cooperativa de la República Argentina - Cooperar, su secretario, Ricardo López; el secretario de Relaciones Internacionales, Carlos Mansilla; la presidenta del Comité de Equidad de Género, Gisela Wild, quien presentó el Pacto Cooperativo por la no Violencia de Género; Nicolás Pelichotti, representante de Cooperar en CICOPA; y Gabriela Buffa, asesora del presidente de la ACI, Dr. Ariel Guarco. Participaron, además, en representación de sus entidades, Pablo Barbieri (Federación Argentina de Cooperativas de Consumo - FACC), Eduardo Reixach y Darío Arnaudo (Grupo Sancor Seguros), Brígida Farías (Cooperativa de Trabajos Portuarios Limitada), Juan Miguel Martín (Federación de Cooperativas Farmacéuticas - Fecofar), Nicolás Dimarco (Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo, Tecnología e Innovación - FACTTIC) y Daniel Plotinsky (Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos - IMFC).

 

El país anfitrión

 

Esta fue la segunda Conferencia y Asamblea General en la historia de la ACI que se realizó en el continente africano. La elección de la capital de Rwanda, país situado en África centro-oriental, para realizar las actividades, fue en primer lugar una decisión política y una señal de apoyo al desarrollo cooperativo africano.

Para la organización del evento, resultó imprescindible el apoyo del país sede, aspecto que estuvo garantizado con el respaldo del movimiento cooperativo rwandés y el auspicio del gobierno de la República de Rwanda, con la especial colaboración del Ministerio de Industria, cuya titular tuvo una participación activa en la actividad.

Rwanda tiene 12 millones de habitantes y el 45% de la población está vinculada a una cooperativa. Actualmente existen 9.706 cooperativas (principalmente agrícolas, de trabajo, de ahorro y crédito) y su peso supera el 40%.

La agricultura representa un tercio del PBI de Rwanda, es la principal actividad económica de los hogares rurales y constituye una de las principales fuentes de ingreso, especialmente de las mujeres. Hoy se estima que la población agrícola es un poco menos del 80% de la población total. El sector satisface el 90% de las necesidades alimentarias nacionales y genera más del 50% de los ingresos de exportación del país.

Luego del genocidio llevado a cabo en 1994[2], el movimiento cooperativo jugó un papel fundamental en el proceso de paz, en la recuperación de la democracia y en la reconstrucción del tejido social, al apoyar a las víctimas, generar trabajo y -entre otras contribuciones- construir gran cantidad de viviendas.

 

Conferencia Internacional “Cooperativas para el desarrollo”

 

En la apertura oficial de la Conferencia participó el profesor Anastase Shyaka, ministro de Gobierno Local del Gabinete de Rwanda, quien afirmó que las cooperativas son catalizadores para el crecimiento de equidad y acceso a servicios básicos para la vida. Hizo alusión al plan de recuperación implementado luego del genocidio, uno de cuyos ejes fue el apoyo gubernamental a las cooperativas. En referencia a la ACI mencionó que es un socio importante para la transformación mundial y, particularmente, para la transformación rural. Asimismo hizo hincapié en el hecho de que África requiere alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para lo que se necesita un vínculo cercano con las cooperativas, que el movimiento crezca, ofrecer más oportunidades a los jóvenes, las mujeres y a las personas de las zonas rurales. 

A continuación, habló la presidenta de la Confederación de Cooperativas de Rwanda, Thacienne Mutezinka, quien destacó que las cooperativas jugaron un importante papel en la transformación socio-económica del país, y son claves para el crecimiento económico. La presidenta valoró la importancia del intercambio de experiencias y conocimientos y remarcó la necesidad de apoyar el trabajo para superar las dificultades de los países africanos, como la falta de infraestructura. 

Luego, Japheth Magomere, presidente de ACI África, subrayó que el movimiento cooperativo está en crecimiento en ese continente. Afirmó que, según cifras recientes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 7 % de la población africana es miembro de cooperativas. En este sentido, subrayó la importancia de las cooperativas ya que crean oportunidades económicas, brindan un nivel básico de protección social y ofrecen voz y representación a sus miembros. Según Magomere, el desarrollo de las cooperativas es un instrumento para crear recursos, alcanzar los objetivos económicos y sociales y aliviar la pobreza, por lo que son un agente de innovación para crear nuevos y modernos negocios. 

Ariel Guarco, presidente de la ACI, finalizó su intervención afirmando la convicción de que desde el continente africano, el cooperativismo mundial enviará un mensaje potente. Un mensaje comprometido y convincente para todos los hombres y mujeres que están buscando, en todo el mundo, nuevos caminos para el desarrollo.

La temática principal del evento estuvo enfocada en el desarrollo sostenible; se puso en evidencia la contribución de las cooperativas de los diferentes sectores y regiones al desarrollo, y se mostró esta incidencia en cada uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. En ese contexto, se  incentivó la promoción de políticas y programas que favorezcan, en todo el mundo, la creación o la consolidación de  cooperativas.

La conferencia reunió a cooperativistas, miembros de la sociedad civil, organizaciones regionales e internacionales, políticos, dirigentes gubernamentales, investigadores y un gran número de actores que intervienen en el ámbito del desarrollo. 

Las palabras iniciales de la primera jornada de trabajo estuvieron a cargo de Soraya Hakuziyaremeye, ministra de Comercio e Industria de Rwanda, quien destacó que los valores y principios cooperativos unen a la gente, las cooperativas crean trabajo, brindan acceso a las finanzas, alivian la pobreza y juegan un rol clave en la expansión de nuevas áreas. Mencionó la necesidad de contar con políticas públicas y estrategias coordinadas y de un ambiente legal que permita su funcionamiento.

Afirmó, además, que en Rwanda el 90% de las empresas son pymes que proveen el 60% del empleo. Las cooperativas fueron parte de la estrategia de reconstrucción luego del genocidio, y desde 2005 hay un grupo de trabajo para promover su actividad. En relación con los problemas a resolver, señaló la falta de investigación sobre las cooperativas y la escasa integración del sector para tener un rol más activo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)[3]. Asimismo, la ministra reflexionó acerca de la importancia de tener en claro los desafíos que enfrentamos para poder mitigarlos. Por último, celebró la realización de la conferencia y su posibilidad de aportar un soporte técnico muy importante para el cooperativismo del país. 

Las sesiones plenarias de la Conferencia Internacional se centraron en la respuesta cooperativa al aumento de la desigualdad, la emergencia climática, la disparidad de género, el futuro del trabajo, las cadenas de valor desde una producción sustentable a un consumo consciente y responsable, y a la construcción de la paz.

Se destacó la primera Sesión Plenaria, titulada “Las cooperativas ayudan a lograr una sociedad más solidaria y participativa”, que tuvo como protagonista a Vandana Shiva, filósofa y escritora india, quien recibió el Premio al Sustento Bien Ganado, también conocido como Premio Nobel Alternativo, en 1993. En su exposición, destacó la importancia de la biodiversidad para el sostenimiento del planeta y la necesidad de medir el desarrollo no sólo desde el punto de vista económico sino además en relación con el impacto que genera sobre la población y la naturaleza.  [u1] En referencia a la producción y el consumo resaltó que deben tenerse en cuenta todos los seres que conforman el planeta, incluyendo animales y vegetales e hizo referencia a los inconvenientes suscitados en el ambiente cuando la producción agrícola responde solo a intereses económicos.

Su llamado a volver al principio de diversidad se afirma en la idea de que la naturaleza no entiende de monocultivo. La escritora india resaltó la necesidad de poner a la biodiversidad en el medio de todas nuestras acciones y al mismo tiempo a que nos aferremos al principio de la reutilización, para crear un sistema que se retroalimente y se autosustente.

También alertó sobre los riesgos de contemplar sólo los resultados inmediatos, dejando de lado los efectos en el mediano y largo plazo. También expresó que la verdadera economía no sólo es la cooperación entre los humanos, sino también entre los humanos y el medio ambiente y afirmó que en una sociedad que compite por recursos escasos, las cooperativas creen que la cooperación es una forma de ver la vida completamente diferente.

Shiva lidera en la India un movimiento que contiene a más de un millón de miembros, donde unas 300 mil mujeres forman parte de más de un centenar de cooperativas. La filósofa y escritora india, llamó al movimiento cooperativo a elevar su identidad, de manera ecológica y sustentable, en la producción agrícola.

“La gestión del mundo es la economía", dijo y señaló que las palabras "ecología" y "economía" tienen la misma raíz griega: oikos, que significa "hogar". Sostuvo que la ciencia y el conocimiento de cómo funciona el mundo es la ecología. La autora se refirió  Aristóteles quien sostenía que la economía es el arte de vivir; hoy la palabra significa ganar dinero a cualquier costo para la naturaleza y la sociedad. Esto es lo que ha llevado a los diversos ecocidios y genocidios: el arte de la codicia ilimitada, sin valores rectores, excepto para ganar más dinero.

Una pregunta que Shiva no eludió fue: ¿cómo hacemos para cambiar este poderoso sistema? y expresó que el movimiento cooperativo se adapta más a las leyes de la diversidad y que podría desempeñar un papel en el cambio de las reglas del comercio para garantizar la sostenibilidad, la justicia y la alimentación para todos. Para concluir su discurso dejó planteados los límites: "enough for the earth and enough for the people" que significa: "suficiente para la tierra y suficiente para la gente".

Durante el desarrollo de la Conferencia se presentaron variadas experiencias de todo el mundo, como ejemplos concretos de que las cooperativas son un factor que genera confianza y cohesión social en las comunidades donde prestan servicios.

A lo largo de las jornadas se destacó la necesidad de la promoción, formación, educación e información de las comunidades sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, para que se involucren de manera efectiva en el logro de los mismos.

Por otra parte, se instó a desarrollar estrategias para reducir la inequidad, evidenciada en la injusta distribución de la riqueza, la discriminación, las prácticas antidemocráticas, y el descuido de los más vulnerables.

Algunos de los desafíos  que se plantearon como ejes a afrontar por el cooperativismo fueron: generar trabajo decente, maximizar el potencial de la intercooperación; promover el liderazgo de las mujeres y la participación de jóvenes.

En este contexto, y en relación con los últimos desafíos mencionados, Gisela Wild, presidenta del Comité de Equidad de Género de Cooperar, presentó el Pacto Cooperativo por la no Violencia de Género de Cooperar.

En su exposición, Wild planteó que:

 

Muchas veces se pone de manifiesto que el modelo cooperativo en sí posee todas las cualidades para empoderar a las mujeres, y no hay ninguna prohibición ni límite a la participación, entonces, ¿son las mismas mujeres las que no quieren participar?”. Al buscar respuestas, aparecen las barreras invisibles, tales como la triple jornada laboral, la injusta distribución de las tareas de cuidado, o la violencia, entre muchas otras. [u2] 

 

Wild sostuvo que, frente a esta situación, siempre la respuesta es cooperativa, y que, en un país en el que prácticamente en cada pueblo hay una cooperativa, es  “nuestro deber pensar en estrategias de apoyo para acelerar las transformaciones culturales que se deben dar en nuestras comunidades, ya que las estadísticas de participación de las mujeres en puestos de dirección en nuestro sector, son un reflejo de la participación de la mujer en la vida pública y política de nuestras comunidades”.

Wild explicó que fue en el contexto de la irrupción en Argentina del movimiento #NIUNAMENOS en 2015 que, desde Cooperar, se pensó en tener una herramienta que permitiera dar un paso en este sentido. Con esa premisa se firmó un acuerdo con la secretaría de prevención de la violencia de género a nivel nacional y se lanzó la primera campaña, “Cooperar contra la violencia”, que tuvo una muy buena recepción.

En su exposición Wild afirmó que luego de esta experiencia, se siguió en el camino por un mayor compromiso, y se pensó un formato que permitiera entrar a las cooperativas y poner la discusión sobre la mesa. En este sentido planteó que:

 

De la misma manera en la que nuestras compañeras ponen la violencia de género en la agenda pública a través de las movilizaciones, nosotras pensamos en visibilizar la problemática en las reuniones del Consejo de Administración a través de la firma de un Acta Compromiso, en la que queda de manifiesto la voluntad de adherir al Pacto Cooperativo por la no Violencia de Género”[4] y las acciones que puede llevar adelante cada entidad. (…) Cuando el Consejo de Administración toma la propuesta, tiene una discusión, analiza la situación, ese solo acto muchas veces es el puente que conecta una problemática de una mujer de la cooperativa que tal vez no encontraba un camino para resolver su situación, otras veces salen a la luz pequeñas prácticas, o “micromachismos” que todos naturalizamos; se trata de poner el tema en agenda y al mismo tiempo, dar una respuesta, desde donde podemos darla, porque sabemos que la responsabilidad sobre la violencia contra las mujeres es del Estado, y de la justicia (…)

 

Wild sostuvo que la adhesión al Pacto, genera un hecho político; se trata de la primera vez que la cooperativa toma contacto con otras instituciones de la comunidad que abordan la cuestión. Afirmó también que los medios de comunicación acompañan la iniciativa y así  se va dejando una semilla que la propia comunidad ve crecer.

Para Wild, esta dinámica fomenta la creación de nuevas alianzas en el territorio, donde la entidad cooperativa es una impulsora de estos cambios. Según los datos aportados por la representante del Comité de Equidad de Género de Cooperar, en toda la argentina ya son más de cuarenta las organizaciones que han firmado el Pacto, y muchas de ellas van cumpliendo cada uno de los compromisos asumidos.

Señaló luego que uno de los compromisos es el de elaborar protocolos de prevención de la violencia de género al interior de las cooperativas, un punto central aprobado en Cooperar. Para finalizar, Wild comentó que se trabajó con la normativa legal vigente en la Argentina, propuesta por el Instituto Nacional de la Mujer, que fue adaptado a las cooperativas, entendiendo que en las organizaciones está la dimensión laboral, pero también, la dimensión política, y muchas veces la violencia que se pueda generar, las situaciones de poder en el ámbito político de las cooperativas, no están cubiertas por la legislación laboral.

 

Una intervención significativa que tuvo lugar en los paneles fue la de Luis Alves, de la Federación de Cooperativas de Producción del Uruguay, quien sostuvo que las cooperativas tienen que pensar para qué quieren ganar dinero. Al respecto afirmó que “el dinero no tiene dignidad, y que nosotros y nosotras, sí”.

Uno de los ejes de su intervención fue la lucha de las cooperativas contra la desigualdad problema que, lamentablemente, no está fuera de nuestras organizaciones. En este sentido remarcó la necesidad de que los y las cooperativistas luchemos cotidianamente contra la desigualdad, porque “este sistema capitalista nos trabaja todos los días para empujarnos al individualismo”. Alves invitó al público presente a hacerse algunas preguntas como por ejemplo: ¿qué hace mi cooperativa por generar igualdad en la sociedad y mi organización?, ¿qué hace por la inclusión? Asimismo, sostuvo que la inclusión de las personas se da cuando se ven involucradas en la construcción de su historia. Otro interrogante fue: ¿qué hacemos con el dinero en nuestras cooperativas?, problematizando en torno a si este era un tema de redistribución o de resignificación. En este sentido, Alves afirmó que, para que el cooperativismo sea esa solución a la desigualdad, hay que resignificar las acciones en nuestras cooperativas en las que debemos hablar de política, porque, sostuvo, muchas veces tenemos miedo o esquivamos hablar de política. Al respecto citó como ejemplo las dificultades que enfrentan las trabajadoras y los trabajadores cuando tienen que convertirse en patrones de sí mismos, para sacar adelante una empresa que su patrón fundió; porque tienen que resignificarse a la vez que gestionan la producción.

Al finalizar  su intervención, Alves hizo mención a que existen muchos casos exitosos, pero que, los mismos, no salen en los medios de comunicación, sino que se muestran los casos que fracasaron. Y esa pérdida de visión, “nos quita narrativa para crear nuestra propia historia”.

 

Actividades especiales realizadas en el marco de la Conferencia

 

Durante la Conferencia de Kigali se realizaron reuniones de diferente carácter, entre las que se pueden destacar:

 

  • Reunión intergubernamental mundial sobre cooperativas

 

La misma estuvo organizada por el gobierno de Rwanda y participaron las y los ministros del ámbito cooperativo y de desarrollo sostenible de Lesoto, Botswana, Camerún, Tanzania, Costa de Marfil, Eritrea, Zimbabwe y Rwanda.

La resolución de esta reunión, realizada por primera vez, fue aprobada en la Asamblea General. Uno de los propósitos de la misma es que el movimiento cooperativo y los gobiernos articulen acciones para fomentar el desarrollo a través de las cooperativas.

 

  • Reunión mundial organizada por la Plataforma Internacional de Desarrollo Cooperativo de la ACI (ICA - ICDP)

 

Más de 40 delegados y delegadas de organizaciones cooperativas activas en el campo del desarrollo internacional se reunieron para promover la colaboración, coordinación y fortalecimiento de sus acciones.

Al efecto, crearon un directorio de miembros de ICDP, y a través de seminarios web comenzarán a compartir el trabajo que realizan y a establecer articulaciones. Se presentaron varios casos, entre ellos el de Dirk Vansinintjan, presidente de REScoop, la Federación Europea de Cooperativas de Energía Renovable quien contó acerca del trabajo que están realizando para hacer crecer la Red de cooperativas de energía.

 

  • Conferencia de Investigadores de África en el marco del Comité de Investigación Cooperativa de la ACI (ICA - CCR)

 

En esta sesión se buscó revitalizar la Red de África del Comité de Investigación Cooperativa y delinear una posible agenda de colaboración entre la comunidad investigadora y el movimiento cooperativo en África.

Los  y las participantes señalaron algunas debilidades de las cooperativas en África, por ejemplo, que tienden a depender de modelos importados, y señalaron que no se perciben como formas legales de negocios, como empresas, sino como entidades de las aldeas que constantemente necesitan el apoyo del Estado para sobrevivir.

Respecto del papel de la investigación se destacó la necesidad de revertir esta tendencia con propuestas concretas para el surgimiento de cooperativas arraigadas en la tradición y cultura africanas. La profesora Esther Gicheru, de la Universidad Cooperativa de Kenia, sugirió crear una base de datos sobre desarrollo cooperativo y fortalecer la colaboración entre investigadores y cooperadores dedicados a la investigación.

 

  • Proyección de los videos realizados por Aroundtheworld.coop

 

Este proyecto se desarrolla a partir del trabajo de Sara Vicari (investigadora) y Andrea Mancori (cineasta) quienes viajaron durante un año por todo el mundo para documentar 14 experiencias cooperativas inspiradoras.[5] 

En esta oportunidad proyectaron los primeros tres videos editados: 

Coproriz, de Ntende, Rwanda, una cooperativa de productores de arroz que hoy cuenta con 3761 miembros y que con el tiempo pudo comenzar a dar préstamos y seguros.

Bhabishya Nirman Sana Kishan, (BNSK) del Valle de Katmandú, Nepal, una cooperativa de ahorro y crédito agrícola. 

The cheese board collective, de California, EEUU, una cooperativa del rubro gastronómico con un espacio cultural.

 

  • Encuentro y Asamblea de la Red Mundial de Juventud

 

Durante este encuentro se trabajó sobre las principales dificultades de la juventud en el cooperativismo y las acciones concretas que se pueden tomar para resolverlas y facilitar el acercamiento de la juventud al modelo cooperativo.

Se compartieron ideas sobre cómo ayudar a impulsar la creación de cooperativas, se intercambiaron experiencias de distintos países y se analizó cómo el movimiento puede apoyar a la juventud y aumentar la representación juvenil en las cooperativas.

También se presentó un evento, el primer Foro Mundial de la Juventud de la ACI, bajo el Proyecto ACI - Unión Europea, junto con la cooperativa Angkasa (anfitriona) y las Redes Juveniles Regionales, que se desarrolló del 3 al 7 de febrero de 2020 en Kuching, Malasia. El evento estuvo dirigido a jóvenes de 18 a 35 años.[6]

La Red definió presentar una Declaración ante la Asamblea General que fue finalmente aprobada.

 

  • Seminario organizado por Comité Mundial de Equidad de género de la ACI “Feminismo en el siglo XXI: ¿Qué significa para las mujeres cooperativistas?”

 

El Seminario compartió experiencias de diferentes sectores y países que están trabajando para promover la igualdad de género en sus organizaciones y comunidades.

Maria Eugenia Pérez Zea, la presidenta del Comité Mundial, destacó que el feminismo defiende el principio de igualdad de derechos entre mujeres y hombres para lograr una sociedad en la que nadie se quede atrás. La visión feminista, sostuvo, podría inspirar a las cooperativas a aplicar plenamente sus valores y principios.

Ariel Guarco estuvo presente y comentó que es fundamental que el movimiento cooperativo genere estrategias para facilitar y favorecer la igualdad de género, no sólo en las cooperativas, sino también en la vida pública y política. Guarco afirmó que la ACI está comprometida con la búsqueda de la igualdad en las cooperativas y esa búsqueda está vinculada a la sociedad en la que cada cooperativa se inscribe. Agregó que el movimiento cooperativo y el movimiento feminista pueden encontrar canales de diálogo y enriquecerse mutuamente.  

Esther Gicheru, de la Universidad Cooperativa de Kenya, presentó una investigación sobre el papel de las cooperativas para impulsar la igualdad de género en África. Dijo que si bien las mujeres representan el 43% de los miembros, sólo alcanzan el 25% de los puestos de liderazgo. Afirmó que se necesita hacer un mayor trabajo para promover a las mujeres de puestos gerenciales a roles de liderazgo y que, para la sostenibilidad de las cooperativas, es necesario que se aborden los problemas de género. Agregó que hay que trabajar en conjunto para elaborar estrategias que aborden los problemas de género en las cooperativas e implementar políticas como por  ejemplo, la introducción de cuotas para mejorar la representación de las mujeres en los Consejos, organizar capacitaciones y campañas de igualdad de género.

Nandini Azad, presidenta del Comité de Igualdad de Género de ACI Asia–Pacífico, comentó el trabajo de la Red de Cooperativas de la India para la Mujer. Señaló que solo el 20% de los miembros en su región son mujeres. La Red fue creada por el Foro de Mujeres Trabajadoras en 1981, y permite a las mujeres con ingresos muy bajos aprender sobre el modelo cooperativo, apoyarse mutuamente y acceder a la seguridad social, los beneficios de maternidad y al seguro de salud. La mayoría de las mujeres son de castas inferiores, por eso reúnen a mujeres de diferentes castas para abordar esta problemática. Buscan romper con los límites sociales a través del acceso a programas de capacitación e investigación

Marjaana Saarikoski del Grupo SOK de Finlandia, la cooperativa más grande del país, comentó que si bien en Finlandia las mujeres tienen acceso a la educación superior (el 60% de los graduados universitarios son mujeres), todavía no están representadas cuando se trata de roles de toma de decisiones. Agregó que el 60% de la membresía de SOK son mujeres. Hay 19 cooperativas regionales y solo una tiene una mujer como directora ejecutiva.

Entre las conclusiones se planteó que si bien la igualdad está consagrada dentro de los principios cooperativos, las cooperativas deben ser cautelosas para no quedarse rezagadas respecto de otras empresas, y que la contribución de las mujeres al desarrollo no se ha valorado, lo que ha sido un obstáculo para el desarrollo en sí mismo. En el cierre, Pérez Zea destacó que no hay desarrollo sostenible sin mujeres.

 

  • Reunión entre el presidente de la ACI y el primer ministro de Rwanda

 

Para finalizar una intensa semana de actividades y visitas a cooperativas, el presidente de la ACI, Ariel Guarco se reunió con Édouard Ngirente, primer ministro de Rwanda, quien afirmó estar muy satisfecho con la Conferencia y destacó que en Ruanda las cooperativas son una herramienta para las actividades económicas, pero, además permiten la cohesión social, la inclusión de la mujer y el empoderamiento de los jóvenes. Sostuvo que  cuando alguien deja una cooperativa, mantiene lo aprendido en el seno de estas organizaciones, puesto que son enseñanzas útiles para toda su vida.

Guarco indicó la voluntad de mostrar al mundo la capacidad de desarrollo y cohesión social del movimiento cooperativo africano. Asimismo, Ngirente comentó algunos datos sobre su país: hay cientos de cooperativas en muchos sectores de actividad diferentes. Casi todo el mundo pertenece a alguna cooperativa. Las cooperativas ruandesas representan unos 45 mil millones de USD a la economía ruandesa, afirmó,  lo cual es una contribución extraordinaria.

El presidente de la ACI comentó que se habían aprobado dos resoluciones en la Asamblea General: una sobre paz positiva, para mostrar el papel de las cooperativas respecto a la cohesión social y la ausencia de conflictos; y otra en relación con el Desarrollo, tema que se debatió en la Reunión Intergubernamental Internacional de cooperativas. Guarco señaló que la idea detrás de esta resolución es que en el movimiento cooperativo no solo se debe cooperar entre las cooperativas, sino también con los gobiernos, para fomentar el desarrollo a través de las cooperativas.

 

Documento: “Declaración de Kigali”

 

El último bloque de la Conferencia estuvo destinado a la presentación del borrador con las conclusiones de todos los foros y sesiones del evento. A diferencia de otras oportunidades, se trató de una sesión participativa. El bloque fue conducido por Reema Nanavati[7], y Patrick Develtere[8], quienes elaboraron el documento que compartieron y pusieron a consideración del público, moderando los aportes y miradas que enriquecieron el mismo.

En el documento se plantean también una serie de requerimientos a los gobiernos y actores intergubernamentales.

Al presentar el borrador de las conclusiones, se hizo mención a la creciente desigualdad en todas las sociedades, una crítica a los postulados del neoliberalismo y cómo el cambio climático y la nueva geopolítica están afectando al mundo. "Este es un desafío para las cooperativas, pero también una oportunidad", afirmó Develtere.

Por su parte, Nanavati comentó que “es alentador ver en esta conferencia el compromiso de los cooperativistas y del movimiento cooperativo", y agregó que "fue bueno ver un mayor énfasis en el liderazgo y la participación de las mujeres”, y con respecto a la juventud, subrayó que se necesita una gama de servicios financieros y de capacitación. Agregó que la juventud cooperativa puede construir un mundo transformador e inclusivo: “jóvenes son quienes allanarán nuestro futuro y el crecimiento de la cooperación en todo el mundo".

Expresó, además, que las cooperativas juegan un papel importante en el cumplimiento de los ODS a nivel mundial, en la creación de un planeta más pacífico y feliz, y destacó cómo las cooperativas promueven los valores de apertura e inclusión para fomentar las asociaciones en las comunidades globales. Sin embargo, los expositores hicieron mención a la falta de datos para demostrar cómo las cooperativas están avanzando en los ODS.

En materia de educación, Develtere aseveró que las cooperativas deben pensar en una alternativa a los modelos tradicionales ya que desde el jardín de infantes en adelante, se aprende a competir. Develtere afirmó la necesidad de crear un sistema que enseñe a las personas a cooperar y, en este sentido, sostuvo que los gobiernos tienen un papel en esta tarea, a través de la integración de la idea de cooperación en los planes de estudio.

Ambos moderadores mencionaron que en varias sesiones se escuchó de parte de los y las participantes la dificultad para alcanzar el Sexto Principio -cooperación entre cooperativas- y la dificultad de las mismas para “salir de sus silos”, es decir, de no aislarse o encerrarse. Develtere afirmó, como ejemplo, que las cooperativas involucradas en la vivienda podrían beneficiarse más de las cooperativas productoras de energías renovables. “Banca, vivienda, agricultura... necesitamos cooperar más entre nosotros. Y si queremos ser un actor relevante para lograr los ODS, tenemos que aumentar nuestro trabajo con otros actores”. Esto incluye a los movimientos ambientalistas, los sindicatos, los movimientos de mujeres y las ONG.

La segunda mitad de las conclusiones instó a los gobiernos y a los actores intergubernamentales a permitir un diálogo político entre todas las partes interesadas, reconociendo a las cooperativas como actores clave para el desarrollo en todos los niveles. Nanavati hizo un llamado a los gobiernos y las agencias internacionales: “hemos demostrado que podemos hacer cambios. Los gobiernos deberían reconocer que podemos hacer algo. Pero también tenemos que fortalecernos. Nos gustaría que estas organizaciones nos ayuden a desarrollar nuestra capacidad y a obtener información sobre qué más podemos hacer”.

Develtere agregó que sería útil para los gobiernos examinar e informar sobre la legislación existente, para analizar críticamente hasta qué punto ésta nos permite o nos obstaculiza el trabajo.

En síntesis, las conclusiones redactadas destacan la necesidad de promover, formar e informar a las comunidades acerca de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), al tiempo que instan a desarrollar estrategias para reducir la inequidad, evidenciada en la injusta distribución de la riqueza, la discriminación y las prácticas antidemocráticas. Algunos de los desafíos planteados al movimiento cooperativo son: la generación de trabajo decente, la intercooperación, la promoción de la participación de las mujeres y los jóvenes.

Las conclusiones del encuentro se volcaron en la “Declaración de Kigali sobre Desarrollo” que fue aprobada en la Asamblea General. 

Finalmente, las palabras de cierre estuvieron a cargo de  Soraya Hakuziyaremye, ministra de Comercio e Industria de Rwanda, quien agradeció a la ACI por su trabajo de promoción de las cooperativas y por transmitir el mensaje de que las cooperativas actúan para producir cambios y mejorar la calidad de vida en todo el mundo. "Las cooperativas son una herramienta esencial para reducir la pobreza", dijo. Y agregó: "esta conferencia nos recuerda la importancia de las cooperativas en la sociedad y la economía, pero también nos permite repensar el modelo de desarrollo para garantizar la sostenibilidad, la paz y la igualdad".[u3] 

 

Asamblea General de la Alianza Cooperativa Internacional

 

El jueves 17 en el Centro de Convenciones de Kigali, se desarrolló la asamblea general de la ACI, con la presencia de 131 representantes de 142 organizaciones miembros, de 66 países, con lo que se alcanzó un 87,6% de quórum.

Se consideraron y aprobaron los informes anuales de gestión presentados por el presidente y el director general de la ACI, Ariel Guarco y Bruno Roelants, respectivamente, así como de la auditoría de la Alianza y las cuentas del ejercicio 2018.

Al respecto, se destacó la importancia de las visitas de Ariel Guarco a más de 40 países y la creación del ICETT como laboratorio de ideas del movimiento cooperativo.

La Asamblea General también aprobó los cambios propuestos a los estatutos. La reforma modifica los métodos de toma de decisiones de la ACI, las fechas de las Asambleas Generales de la ACI, y permite la opción de llevar a cabo Asambleas Generales virtuales.

Finalmente, la Asamblea aprobó varias resoluciones y propuestas importantes.  Entre ellas se destacan:

 

  • Declaración de la ACI sobre paz positiva:

 

La resolución explica el concepto de paz positiva, que está relacionado con las buenas contribuciones en la comunidad, particularmente la cooperación y la integración, la reconciliación y la igualdad. El concepto de “paz positiva” se diferencia del concepto de “paz negativa” en el cual solo se contempla la ausencia de violencia como significado de paz.

La ACI se ha comprometido con la paz desde su inicio y ha expresado su posición a través de una serie de resoluciones, comenzando con la Resolución de 1901 adoptada en el Congreso de Manchester.

Presentada por la junta de la ACI, la resolución en esta Asamblea hace un llamado al movimiento para mantener y profundizar su compromiso con la paz y exhortar a todos sus miembros a fortalecer su acción para construir una paz positiva basada en la Agenda de Acción Cooperativa para la Paz Positiva de la ACI.

En este sentido, la resolución sostiene:

El movimiento cooperativo, con sus cooperativas, cooperativistas, organizaciones de apoyo y representativas, más allá de los credos y las tradiciones políticas, ha mantenido desde sus orígenes su compromiso con la paz positiva, como el objetivo y los medios para construir una sociedad fundada en los valores de democracia, igualdad, solidaridad, participación y preocupación por la comunidad (...) Los conflictos derivan de las necesidades y aspiraciones humanas no satisfechas, mientras que las cooperativas tienen la misión de responder a las necesidades y aspiraciones humanas, incluidas las aspiraciones para un futuro mejor, más inclusivo, más sostenible, más participativo y más próspero para todos.

 

  • Resolución de la juventud

 

La Red de Juventud de la ACI presentó una resolución a la Asamblea General que fue aprobada por unanimidad y muy bien recibida. Algunas de las propuestas más destacadas son: reforzar la importancia de los comités regionales de juventud y armonizar la organización y su participación con un voto a nivel de los consejos regionales de la ACI; introducir el Plan de Acción de  la juventud en la Estrategia general de la ACI; asignar  recursos para apoyar la participación de los representantes de juventud  en los eventos oficiales de ACI y asegurar una reunión anual del Comité;  introducir diferentes medidas y herramientas para hacer que la Red Mundial sea más accesible y participativa para la juventud cooperativista[9].

 

Una estrategia para el movimiento
 

Un momento relevante de la Asamblea fue el proceso de debate del Plan estratégico de la ACI 2020-2030. Este momento de intercambio fue moderado por Martin Lowery, miembro del Consejo Mundial de la ACI. Este plan da continuidad al documento elaborado para la primera Década Cooperativa (2010 - 2020) reflejada en el “Plan para la Década Cooperativa”.[10]

La Asamblea de Kuala Lumpur, en 2017, otorgó el mandato de elaborar el Plan con vistas al 2030 al Consejo de la ACI, compartiendo también el horizonte de los ODS de la ONU. La redacción del Plan Estratégico llevó varios meses. Se trató de un proceso participativo, amplio y democrático, que involucró a todas las instancias de la organización.  Se realizaron dos consultas. La primera, entre febrero y mayo de 2018, estuvo dirigida a toda la membresía para conocer sus necesidades y expectativas, y tuvo un elevado nivel de respuesta (62% de los miembros, de 88 países, y 10 miembros indirectos de organizaciones sectoriales). 

La segunda consulta se realizó entre febrero y marzo de 2019, y estuvo dirigida nuevamente a toda la membresía y a las estructuras de la ACI, las regiones, las organizaciones sectoriales, los comités temáticos y la Red Mundial de Juventud. Respondieron 153 miembros, representando el 49% del total. 

Con estos resultados se hizo una revisión y se elaboró una tercera versión del Plan que fue enviada para su consulta nuevamente a toda la estructura. 

Finalmente se formó un Comité Redactor que trabajó durante julio y agosto para elaborar el borrador presentado a los miembros de la Asamblea con anticipación a este encuentro, para dar tiempo a los y las delegadas de preparar y llevar sus observaciones y sugerencias con el objetivo de mejorar el documento.

Luego de una serie de intervenciones, la Asamblea General aprobó el documento estratégico en el que se incluyen todas las contribuciones proporcionadas durante la misma. También se estableció un plazo de dos semanas –las siguientes a la Asamblea- para enviar por correo electrónico otras observaciones.

El grupo de redacción trabajó para incorporar los cambios y poder elaborar un documento final que será presentado en el Congreso Internacional de Seúl en diciembre de 2020.

La estructura del Plan estratégico está conformada por 5 puntos:

  1. Propósitos y misión de la ACI ante los desafíos de la nueva década.
  2. Fortalecimiento y profundización de la identidad cooperativa. 
  3. La visión del Plan para la Década Cooperativa extendida al horizonte 2030.
  4. Los 4 temas clave del Plan Estratégico versus los cinco pilares del Plan para la Década Cooperativa:
  5. Promoción de la Identidad Cooperativa.
  6. Crecimiento del movimiento cooperativo.
  7. Cooperación entre cooperativas.
  8. Contribución al desarrollo sostenible global.
  9. El Plan Estratégico, que desarrolla conceptualmente cada uno de los 4 temas con sus respectivos objetivos e iniciativas estratégicas.

 

Documentos y Declaraciones

 

  1. RESOLUCIÓN DE KIGALI

“Resolución de la Asamblea General de la ACI sobre Cooperativas para el desarrollo” (Kigali, 14 -17 de octubre de 2019).

 

Ratificando la Declaración Internacional de Identidad Cooperativa adoptada por el congreso del centenario de la ACI en 1995, como el documento que las cooperativas, los gobiernos y otros actores utilizan como guía para crear un ambiente propicio, no solo para el crecimiento y el desarrollo de las cooperativas, sino también para aumentar su potencial y, por consiguiente, contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y, con ello, unirse a nuestra intención colectiva en pos de un planeta más pacífico y, a su vez, reivindicando la continuidad del modelo de empresa cooperativa que ha sobrevivido durante más de 200 años, incluidas dos Guerras Mundiales e innumerables conflictos que afectan a los ciudadanos de todo el mundo.

Considerando que la naturaleza del modelo de empresa cooperativo corresponde a las interrelaciones e interdependencias entre los 17 ODS, es esencial reconocer a las cooperativas como actores indispensables para las asociaciones de múltiples partes interesadas que desean lograr los objetivos de desarrollo sostenible y mantenerlos más allá del programa de 2030.

La Asamblea General de la ACI celebrada en Kigali, Ruanda, el 17 de octubre de 2019, apoya los puntos de acción valorados en la Conferencia Internacional de la ACI sobre “Cooperativas para el desarrollo”, teniendo en cuenta la pluralidad de las partes interesadas participantes, y resuelve informar sobre las acciones de seguimiento de manera periódica.

 

  1. Cooperativas y organizaciones cooperativas

 

  • Poner en práctica el valor cooperativo de apertura para fomentar asociaciones inclusivas de múltiples partes interesadas a fin de reforzar el impacto de las comunidades locales y hacer frente a los desafíos mundiales, como la emergencia climática, el aumento de las desigualdades, la disparidad entre géneros, el futuro del trabajo, las cadenas de valor injustas y la consolidación de la paz;
  • Ser siempre autocríticos y aprender de sus éxitos y fracasos y extraer lecciones concretas de este ejercicio;
  • Fomentar la educación, la formación y la información para empoderar a las comunidades locales con conocimientos sobre los ODG a fin de alcanzar sus objetivos de manera eficaz;
  • Tener una participación cada vez más importante en actividades relacionadas con el clima y, si se considera oportuno, incluirlo en los estatutos para reforzar la aplicación del principio de preocupación por la comunidad;
  • Garantizar que las cooperativas establezcan estructuras e incentivos que fomenten el liderazgo de las mujeres en los procesos de toma de decisiones sobre cuestiones vitales del desarrollo;
  • Elaborar estrategias para luchar contra las desigualdades sociales, incluidos todos los tipos de discriminación, en particular, las peores formas de trabajo infantil, defendiendo las prácticas democráticas mediante un trato igualitario y equitativo de los miembros de todos los sectores, especialmente los más vulnerables y desfavorecidos, como las sociedades envejecidas. La construcción y el mantenimiento de los países requieren cohesión social y, por lo tanto, un nivel bajo de desigualdades;
  • Ampliar el potencial de intercooperación para facilitar las prácticas empresariales sostenibles y centrar su labor en la sociedad en su conjunto. Esto debería respaldarse mediante la recopilación, el análisis y la difusión de datos comparables a nivel internacional, y debería hacerse en colaboración con todas las partes interesadas para poder supervisar, evaluar y aplicar mejor las acciones colectivas;
  •  Desarrollar y respaldar una mayor variedad de servicios financieros y de formación, innovadores y accesibles a los jóvenes. Esto permite también desarrollar su capacidad empresarial, lo que ayudaría a fomentar sistemas económicos transformadores e inclusivos.

 

Apartado de conclusiones

Estos son los que consideramos puntos de acción para las cooperativas. Debemos salir de nuestra zona de confort y fomentar la asociación entre distintos tipos de cooperativas como las cooperativas de vivienda, energía, de consumidores, de trabajadores, de productores y profesionales, etc. Esto también implica que debemos trabajar con otros actores como los sindicatos de agricultores, los sindicatos de trabajadores, las patronales, las autoridades locales, ONG, el movimiento por el comercio justo u otros movimientos sociales.

 

  1. Gobiernos y actores intergubernamentales:
  • Reconocer la importancia de las cooperativas y su eficacia para cumplir los ODS porque son activas a nivel local, nacional e internacional. Dado que varios tipos de cooperativas están contribuyendo más específicamente a los diferentes ODS, estas son un medio esencial para el cumplimiento de los Objetivos;
  • Ser conscientes de que de que se dispone de un límite de tiempo estricto para el logro de los Objetivos, especialmente porque la pobreza y la sostenibilidad son desafíos multidimensionales;
  • Asociarse con el sector cooperativo e invertir en el desarrollo de sus capacidades, en particular, para reforzar y desarrollar su capacidad para mejorar los niveles de productividad y competitividad para lograr bienes y servicios de calidad;
  • Desarrollar programas en colaboración con el movimiento cooperativo para reforzar y fomentar capacidades mediante el fortalecimiento de las habilidades organizativas, de gestión y financieras de sus miembros, sin perder de vista la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres;
  • Examinar e informar de manera periódica sobre la legislación y los marcos regulatorios existentes en materia de cooperativas a nivel nacional e internacional y revisarlos teniendo en cuenta las Convenciones, Recomendaciones y Declaraciones de las Naciones Unidas pertinentes para reforzar el papel clave de las cooperativas, concretamente respecto a la transición de la economía informal a la formal, la lucha contra las desigualdades y el desarrollo de una sociedad inclusiva;
  • Garantizar que cada vez que se produzca un cambio en la legislación, las iniciativas provengan del movimiento cooperativo o estén respaldadas por el movimiento cooperativo y se hayan desarrollado en colaboración con las organizaciones cooperativas nacionales;
  • Apoyar a las cooperativas con servicios de soporte para las empresas, acceso a los mercados, finanzas y nuevas tecnologías para mejorar los medios de vida sostenibles. Promover el papel de las organizaciones cooperativas mediante la integración de la identidad cooperativa en programas educativos a todos los niveles, con el objetivo de fomentar el emprendimiento de los jóvenes y desarrollar su talento y sus habilidades.

 

Apartado de conclusiones

La clave de estas propuestas es que los gobiernos y los actores intergubernamentales deben garantizar un compromiso político continuo a fin de lograr un ambiente propicio para el diálogo político entre múltiples partes interesadas en el que se reconozca a las cooperativas como actores clave para el desarrollo a todos los niveles.

 

  1. DECLARACIÓN DE PAZ

Presentada por la Junta de la ACI

 

Preámbulo

 

En vista de los numerosos y prolongados conflictos violentos y los elevados niveles de desigualdad en gran parte del mundo, así como el impacto de los desastres naturales y de otro tipo; En vista de los numerosos desafíos a los que nos enfrentamos en el mundo actual, especialmente en lo que respecta a la paz; Considerando que el concepto de paz positiva, según el estudioso de la paz, Johan Galtung, está relacionado con las buenas contribuciones en la comunidad, especialmente la cooperación y la integración, la reconciliación y la igualdad, que deben diferenciarse de la paz negativa, que se relaciona con la ausencia de violencia, ya sea personal, estructural o colectiva;

Considerando que la ACI, desde su creación, ha expresado un compromiso continuo con la paz, el bienestar y la prosperidad global, entre otros, a través de:

  • Las resoluciones de la ACI, concretamente:
  • La Resolución de 1901 sobre la Paz de la ACI presentada en el Congreso de Manchester, un congreso dedicado a la paz social, así como a la paz internacional, en el momento en el que decidió asociarse con la Oficina de Paz.
  • La Resolución de 1913 de la ACI presentada en Glasgow, en la que la ACI declaró que cuando la vida social y económica de cada país se organiza de acuerdo a los principios cooperativos, los conflictos internacionales pueden cesar; y apoyó todas las acciones en las que cualquier cooperativista del mundo pudiese participar o comenzar.

 

  • Las declaraciones de la ACI, concretamente:
  • o La declaración de la ACI de 1939, titulada “La paz, la libertad y el cooperativismo son indivisibles”.
  • La declaración XVIII en la que se solicita el restablecimiento de los derechos humanos.
  • La declaración de 1942 en la que se reivindica el interés de la ACI en la reconstrucción económica y social tras la guerra.
  • La declaración de la ACI de 1980 en la que se afirma que la paz es necesaria para lograr un progreso social y económico.
  • La declaración de la ACI de 2006 en la que se establece que “las cooperativas se basan en un conjunto de valores y principios concebidos para promover la causa de la Paz, el desarrollo humano sostenible y promover el progreso social y económico de las personas a través del modelo de empresa cooperativa que contribuirá a la paz...”

 

  • Las declaraciones de los presidentes de la ACI:
  • En 2007, el entonces presidente de la ACI, Ivano Barberini, escribió: “La paz significa mucho más que la mera ausencia de conflictos armados, y es mucho más compleja que la guerra, porque se basa en un orden social considerado justo por la mayoría de la gente”, y añadió que educar para la paz “significa proporcionar espacio para proyectos locales, valorar y fortalecer las experiencias en todos los rincones del planeta, y ayudar a aquellos que tratan de tomar el control de su propio futuro. Conciliar las micro y macro dimensiones, y la teoría con la práctica, es importante para no perder de vista el objetivo de hacer de la paz y la cooperación entre las personas una alternativa posible y viable”.

 

Considerando que la ACI fue una de las primeras organizaciones no gubernamentales en recibir el estatus consultivo de la ONU, con categoría A;

Considerando que la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el año 2012 como el Año Internacional de las Cooperativas, y destacó la contribución de las cooperativas al desarrollo socioeconómico, en particular su impacto en la reducción de la pobreza, la generación de empleo y la integración social;

Considerando que, en esa ocasión, el Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, declaró que “a través de su enfoque distintivo en los valores, las cooperativas han demostrado ser un modelo de negocio resistente y viable que puede prosperar incluso en tiempos difíciles. Este éxito ha ayudado a evitar que muchas familias y comunidades caigan en la pobreza”;

 

LA ACI CONSIDERA APROPIADO Y OPORTUNO REALIZAR LA SIGUIENTE

DECLARACIÓN SOBRE PAZ POSITIVA A TRAVÉS DE LAS COOPERATIVAS

 

El movimiento cooperativo, con sus cooperativas, cooperativistas, organizaciones de apoyo y representativas, más allá de las creencias y las tradiciones políticas, ha mantenido como objetivo desde sus orígenes su compromiso con la paz positiva y tiene la intención de construir una sociedad basada en los valores de la democracia, la igualdad, la solidaridad, la participación y la preocupación por la comunidad. Los conflictos derivan de las necesidades y aspiraciones humanas no cubiertas, y, por su parte, las cooperativas tienen la misión de dar respuesta a las necesidades y aspiraciones humanas, incluidas las aspiraciones a un futuro mejor, más inclusivo, más sostenible, más participativo y más próspero para todos.

Hoy en día, las cooperativas se reconocen por su papel tras periodos de crisis, se trate de crisis económicas o financieras, desastres naturales o conflictos violentos. No obstante, las cooperativas hacen mucho más por la paz positiva: crean empleos y empresas arraigadas en los territorios, dinámicas y duraderas; proporcionan viviendas accesibles y acceso al crédito y al ahorro, a seguros y a los mercados; garantizan la supervivencia, la recuperación, la prosperidad y la preparación de los sustentos individuales y familiares, las comunidades y las comunidades locales, ya sea en el mar, en la costa, en las montañas, en zonas urbanas o rurales; responden adecuadamente a las necesidades sociales en materia de atención, educación, salud y preocupaciones sobre la sostenibilidad energética y modalidades de consumo, producción y distribución. Las cooperativas ofrecen nuevas oportunidades y opciones a largo plazo para crear riqueza y capital que no son puramente financieras ni están restringidas a un número reducido de personas.

El movimiento cooperativo se esfuerza por encontrar formas equitativas y justas de resolver problemas de manera sostenible y democrática, contribuyendo así a evitar la violencia y el odio. La educación de todos los miembros para que participen de manera plena, voluntaria y respetuosa en sus cooperativas y comunidades es parte esencial de una cultura de paz.

Las cooperativas son parte activa de una cultura de y para la paz. Las cooperativas construyen un futuro para que las personas se lo apropien y lo dirijan a largo plazo. El emprendimiento cooperativo permite el potencial de la acción colectiva para resolver problemas comunes; una economía inclusiva para el desarrollo sostenible –basada en valores sociales y solidarios–, lo que implica el empoderamiento continuo de las mujeres, los jóvenes y las poblaciones vulnerables; y la cooperación más allá del movimiento cooperativo. De este modo, las cooperativas se comprometen con la paz positiva como un camino que promueve la igualdad y la empatía, la inclusión y la oportunidad de un trabajo digno, de emprendimiento y de desarrollo.

 

Bibliografía

 

Barberini, Ivano (2007). Building new paths to Peace, in Co-operatives and the pursuit of peace, Emmanuel & Ian MacPherson (eds.).

 

Carrizo, Juan José (2013). “La Paz es un valor cooperativo”, National South University, Bahía Blanca, Argentina.

 

Galtung, Johan Vincent (1969). Violence, “Peace and Peace Research”. Journal of Peace Research 6(3), páginas 167-191.

 

 

[1] Integrante del Comité Editorial de esta revista e integrante del Consejo de Administración del IMFC. gbuffa@idelcoop.org.ar

[2] Para más información al respecto, consultar https://www.un.org/es/preventgenocide/rwanda/ y https://www.kgm.rw/

[5] Para conocer más del proyecto, ver www.aroundtheworld.coop.

[6] Para conocer más del evento, ver www.gyf20.coop.

[7] Reema Nanavati, directora de Indian Women Cooperative of Self Employed Women's Association, SEWA, donde dirige actividades de desarrollo económico y rural que llegan a 17 millones de mujeres y sus familias en toda la India.

[8] El doctor. Develtere es asesor principal del Centro de Estrategia Política Europea (EPSC), el grupo de expertos interno de la Comisión Europea.

[10] Al respecto, se puede consultar en Revista Idelcoop: “Plan para una Década Cooperativa”: https://www.idelcoop.org.ar/sites/www.idelcoop.org.ar/files/revista/articulos/pdf/2013_164271978.pdf ; “La Década Cooperativa en debate”:  https://www.idelcoop.org.ar/sites/www.idelcoop.org.ar/files/revista/articulos/pdf/2013_273774966.pdf ; “Posición de la subregión Sur de la Alianza Cooperativa Internacional en torno al proyecto ACI ´Plan para una Década Cooperativa´”: https://www.idelcoop.org.ar/sites/www.idelcoop.org.ar/files/revista/articulos/pdf/2013_215382338.pdf ; “Los desafíos del Cooperativismo argentino: una visión desde el cooperativismo de crédito”: https://www.idelcoop.org.ar/sites/www.idelcoop.org.ar/files/revista/articulos/pdf/2013_171414186.pdf ; “Reflexiones en torno a la Década Cooperativa”: https://www.idelcoop.org.ar/sites/www.idelcoop.org.ar/files/revista/articulos/pdf/2013_114560019.pdf ; “Aspiraciones y desafíos para una Década Cooperativa”: https://www.idelcoop.org.ar/sites/www.idelcoop.org.ar/files/revista/articulos/pdf/2013_219129275.pdf ; “El cooperativismo de trabajo y la década cooperativa”:  https://www.idelcoop.org.ar/sites/www.idelcoop.org.ar/files/revista/articulos/pdf/revista-idelcoop-211-8.pdf ;    “La década cooperativa en  debate. Introducción”: https://www.idelcoop.org.ar/sites/www.idelcoop.org.ar/files/revista/articulos/pdf/revista-idelcoop-211-7.pdf y “Lo cooperativo como herramienta de transformación social”: https://www.idelcoop.org.ar/sites/www.idelcoop.org.ar/files/revista/articulos/pdf/revista-idelcoop-211-9.pdf